Lima: Colegio “Luz Casanova”

El colegio “Luz Casanova” de Lima está situado en el distrito de Breña. Se trata de una apuesta por una educación que integre valores, espiritualidad, ciencia, investigación y una mirada creyente y crítica sobre la realidad. Nos sentimos invitadas a cuidar esta tarea que lleva consigo la responsabilidad de la formación de las nuevas generaciones. Nuestros principios institucionales son:

  • Compartimos y asumimos el carisma de Luz Casanova que inspira nuestras acciones y nuestro quehacer educativo. Es este carisma el que nos impulsa a vivir nuestro compromiso educativo a través de la acogida a las personas y a la comunidad, así como a prestar especial atención a la formación permanente y al uso de nuevos medios para la evangelización, asumiendo una pastoral cuyo centro y modelo es Jesús.
  • El Colegio Parroquial “Luz Casanova” incentiva en sus miembros la defensa de la dignidad humana, promoviendo el desarrollo integral de la persona. Para ello trabajamos temas variados que promueven el respeto a la dignidad humana y ayudamos a los padres y maestros a desarrollar en el alumnado una mirada crítica sobre la realidad y un compromiso por la defensa de la vida.
  • Somos responsables de la Creación, que se nos ha encargado para compartirla, vivirla y defenderla en comunidad. Por ello, promovemos espacios y acciones con todos los actores educativos como manifestación de nuestro compromiso solidario y social.
  • Reconocemos que cada persona es única e irrepetible y en ella descubrimos la presencia de Dios, por lo tanto la tratamos dignamente. Esta actitud de acogida y valoración de las diferencias garantiza y fortalece nuestra convivencia fraterna. Por ello vivimos una comunicación abierta, flexible, tolerante e inclusiva con cada agente que conforma nuestra comunidad
  • En nuestro colegio “Luz Casanova” vivimos comportamientos ético-cristianos que defienden la vida y buscan consolidar una cultura de paz.
  • Entendemos y asumimos el poder como servicio desde una gestión que promueve la corresponsabilidad de todos sus miembros, sin dejar de lado el respeto por la organización, los roles y las funciones de cada uno.